Útero Retroversión

29 abril, 2013 Información  0 comentarios

Retroversión

Un Útero en Retroversión ocurre cuando el útero (matriz) de una mujer se inclina hacia atrás en vez de hacia delante. Comúnmente se denomina “útero ladeado”. En el siguiente informe te enterarás de todo: ¿Qué es? Sus síntomas, la enfermedad durante el embarazo, su diagnóstico, tratamientos y más.

¿Qué es el Útero Retroversión?

Puede denominarse también como útero de lado, implica graves preocupaciones para la mujer. Lo primero que debes saber es que la retroversoflexión uterina es una variación normal de la anatomía femenina. En la mayoría de los casos se nace con la tendencia a que el útero se incline hacia atrás y esta tendencia se va manifestando gradualmente, a medida que el útero se va desarrollando y va adoptando su posición definitiva. Normalmente, el útero se ubica directamente en vertical, o está ligeramente hacia adelante, sin embargo, en la retroversión del útero, éste se inclina hacia atrás en el cérvix.

Esta variación anatómica puede deberse a:

  • Una enfermedad inflamatoria en la pelvis.
  • Ligamentos uterinos débiles.
  • Agrandamiento del útero, ya sea como resultado de un embarazos.
  • Tumores uterinos.
  • La laxitud de los ligamentos pélvicos asociados con la menopausia.

Los síntomas Útero en Retroversión:

En general, la retroversión uterina no da lugar a ningún síntoma. Pero los síntomas pueden presentarse en raras ocasiones. Algunos de los problemas comunes que experimentan las mujeres con un útero retroflexión incluyen:

1- Dolor Pélvico: un útero inclinado resultante de un tumor ampliado o el embarazo puede dar lugar a dolor y malestar incluso en la región pélvica.

2- Dispareunia: las relaciones sexuales pueden estar en silencio dolor para las mujeres con útero inclinado. El dolor generalmente se presenta en la zona de la espalda de los pacientes.

3- Incontinencia: los pacientes pueden sufrir de una incapacidad para retener la orina o en las heces. De vez en cuando, es posible que experimente dolor experimentado durante la micción o la defecación.

4- Infecciones del Tracto Urinario: en algunas personas, este problema puede dar lugar a infección del tracto urinario.

5- Dismenorrea: las mujeres con este síndrome también puede de vez en cuando sufren de dolor durante la menstruación.

6- Dolor de espalda: el dolor de espalda es muy común en los pacientes de este problema uterino.

7- Problemas intestinales: en las personas con este problema, movimientos intestinales dolorosos pueden ocurrir en algunos casos. Esto sucede normalmente si el útero se sitúa contra el recto. En tal posición, las heces procedentes de los rasguños recto contra el útero y causa mucho dolor.

Útero Retroversión

Retroversión del Útero y el embarazo:

Las mujeres suelen sufrir de una retroversión uterina durante el embarazo. Contrariamente a la creencia generalizada acerca de la enfermedad, el embarazo no se ve amenazada por la enfermedad. En raros casos, sin embargo, se puede producir abortos involuntarios.

Mortinatalidad suele ocurrir en este tipo de pacientes durante las primeras etapas del embarazo, especialmente en el primer trimestre. Sin embargo, es difícil determinar retroversión uterina como la única causa de abortos involuntarios. Una vez que un bebé se desarrolla, el útero se encuentra a volver a su posición original. Todos los casos de útero inclinado generalmente se resuelven inmediatamente después de esto.

En las mujeres que sufren de este problema uterino la infertilidad suele ser poco frecuente. El útero normalmente se fija bien durante la semana 10 o 12 de embarazo. Si eso no sucede, se convierte en un caso de útero en retroversión persistente.

Concebir un útero inclinado no suele ser difícil. Muchas mujeres tienen un parto normal a pesar de esta condición. En unos pocos casos, sin embargo, la concepción puede ser doloroso.

Diagnóstico del Útero en Retroversión:

La afección generalmente se diagnostica con la ayuda de un examen de rutina de la pelvis. Un examen pélvico siembra la posición de la pelvis en el interior del cuerpo. Si alguna inclinación hacia atrás en posición se detecta reversión uterina puede ser diagnosticada. A la paciente se le pregunta si está teniendo persistente dolor de espalda baja, dolor durante la menstruación o dolor durante el coito.

En muchas mujeres con útero retroflexión, se llevan a cabo las pruebas de ultrasonido para determinar la causa del dolor pélvico. Un útero inclinado puede ocasionalmente confundido con un tumor fibroide hinchazón o una masa pélvica. Una prueba recto vaginal se lleva a cabo en estos casos para asegurarse de que la condición es una retroversión uterina.

Tratamiento de utero en retroversión:

Esta dolencia generalmente no necesita ningún tratamiento. Este es un problema de salud muy y en ausencia de cualquier síntoma, por lo general no requiere ninguna atención médica. Sin embargo, el tratamiento se hace necesario en los casos excepcionales en que la reversión implica una infección uterina.

En situaciones complicadas, una cirugía es necesaria para corregir el útero inclinado. Existen dos métodos principales, utilizados para corregir la condición, son:

1- Suspensión uterino: se basa en el útero de la parte posterior de la línea media. Se trata de dos procesos quirúrgicos, la laparotomía y la laparoscopia.

2- Elevar proceso: es similar a la suspensión uterina, siendo la única diferencia el hecho de que implica el uso de un laparoscopio. El proceso es muy fácil y toma aproximadamente unos 10 minutos en completarse. Se ahorra mucho dolor y acorta el tiempo de recuperación.

Complicaciones del Útero en Retroversión:

Mala posición del útero puede surgir debido a las condiciones complicadas como salpingitis, endometriosis o la creciente presión de un tumor en crecimiento. Si no se tratan a tiempo, estas condiciones pueden dar lugar a situaciones más graves de salud. Incluso en ausencia de complicaciones, un útero inclinado puede causar dolor y incomodidad en una víctima.

Fuente: Lasaludfamiliar.com