Todo sobre el Chikungunya

¿El nuevo Dengue? Se estará preguntando más de uno. Y la verdad es que tienen varias similitudes, pero para enterarte de todo, te recomendamos que leas el siguiente informe sobre este virus que se ha puesto tan de moda en este último tiempo, y que se conoce con el nombre de Chikungunya.

El Chikungunya es un virus que se está expandiendo por todo el continente americano, y es transmitido por mosquitos; casualmente por los mismos que transmiten el Dengue (Aedes Aegypti y Albopictus). Es importante aclarar que el virus no es contagioso. Por lo que abrazar, besar o estar cerca de alguien infectado no es un problema. Solo se contrae al ser picado por alguno de estos mosquitos. Es bueno aclarar que raramente causa la muerte.

Síntomas del Chikungunya:

Los principales síntomas del Chikungunya son la fiebre alta, dolor de cabeza, dolor muscular y articulatorio. Los mismos aparecen después de 3 días aproximadamente de haber sido picado por el mosquito. Si bien los síntomas con el pasar de los días pueden disminuir, no hay que confiarse; así que es imprescindible acudir a un hospital cuanto antes. En algunas personas, los dolores en las articulaciones pueden durar alrededor de un año, pero en general los síntomas se van al mes.

Todo sobre el Chikungunya

El virus del Chikungunya ataca solo una vez (a diferencia del Dengue), debido a que el cuerpo, luego de haberse infectado, crea anticuerpos que dan inmunidad de por vida.

Diferencias con el Dengue:

Si bien las enfermedades son parecidas, los síntomas en el Chikungunya son más intensos. Otra diferencia significativa es que el Dengue puede poner en serio riesgo la vida a quien lo padece si se lo contrae por segunda vez. Por lo que puede decirse que el Dengue es más peligroso que el Chikungunya.

Tratamientos para el Chikungunya:

No existe tratamiento alguno para el virus Chikungunya, por lo que la prevención es fundamental para evitar ser picado por el mosquito. A continuación algunos consejos útiles:

  • Vaciar recipientes con agua y eliminar charcos que se encuentren en el exterior, para así evitar que sean criaderos de mosquitos.
  • Utilizar mosquiteros en ventanas y puertas.
  • La limpieza es fundamental; cerrar bien las bolsas de residuo, y colocarlas en los canastos bien cerrados.

Fuente: Lanacion.com.ar