Remedios Naturales para el mal olor de axila

Hola a todos, hoy retomaremos una sección que tenía bastante olvidada, pero que por cierto, siempre ha tenido una muy buena repercusión entre todos los lectores de Blog Enfermedades, me estoy refiriendo a los “remedios naturales”. Y en esta oportunidad te estaremos aconsejando sobre cómo combatir de forma natural el mal olor de axila.

Antes de pasar al listado de los remedios naturales, es bueno que sepas que el mal olor de axila no siempre aparece por una mala higiene. La mayoría de sus causas están relacionadas con factores difíciles de controlar, como por ejemplo: las personas con gran cantidad de glándulas apocrinas (las que permiten la eliminación de la sudoración), y la actividad de las bacterias que se van desarrollando.

remedios-naturales-para-el-mal-olor-de-axila

Si bien el mal olor de axila no representa un problema serio, y puede ser tratado con relativa facilidad, muchas personas que lo padecen sufren de inseguridad y problemas de autoestima.

Remedios naturales para el mal olor de axila:

1- Salvia y tomate: triturar hojas de salvia fresca hasta obtener una pasta. Posteriormente mezclarla con jugo de tomate. Frotar la preparación en las axilas y dejar actuar por 20 minutos. Enjuagar con agua tibia y repetir el procedimiento todos los días.

2- Té negro: colocar té negro en una taza de agua hirviendo. Tapar y dejar reposando hasta que se enfríe. Colar y envasar en un pulverizador. Finalmente colocarlo en ambas axilas y dejar que la piel absorba. Realizar esta operación como rutina diaria de higiene.

3- Polvo de arroz y aceite de árbol de té: mezclar 3 cucharadas de polvo de arroz con media cucharadita de aceite de árbol de té. Frotar este desodorante natural en las axilas y dejar que actúe sin enjuagar. Colocar la preparación a diario.

4- Romero: hervir 3 cucharadas de romero fresco en 1 taza de agua durante 5 minutos. Dejar que enfríe, luego colar, y finalmente enjuagar las axilas. Realizar 2 ó 3 veces al día.

5- Hamamelis: es conocido por tener propiedades anti-bacterianas. Colocar 5 cucharadas de hamamelis en agua hasta que hierva. Filtrar en un colador. Aplicar 2 veces al día de ser necesario.

Fuente: Mejorconsalud.com