Remedios naturales para el herpes labial

¿Existe algo más feo estéticamente -aparte de molesto- que el herpes labial? En mi opinión no. Así que, para todos los que tienen los labios como morcillas, el siguiente informe les será de mucha utilidad: los mejores remedios naturales para combatir el herpes, así como también para aliviar ardor.

Introducción al herpes labial:

El herpes labial, también conocido como fuego, es causado por un virus llamado herpes simplex, y por lo general suele ser de tipo 1. Este virus es muy fácil de contagiar, siendo las principales formas: un beso, o mediante la utilización de elementos hogareños contaminados (toallas, vasos, tazas, tubos de pasta dental, etc.).

Remedios naturales para el herpes labial

El proceso del herpes labial consta de 5 fases, a saber: el hormigueo, la aparición de la ampolla, el drenaje, la formación de la costa, y finalmente la curación. Paradógicamente, esta última fase, es la más peligrosa a lo que contagio se refiere, por lo que hay que tomar mayores recaudos para así no pasar el virus a otra persona.

Remedios naturales para el herpes labial:

1- Hielo: cuando el herpes labial está en su primera fase (el hormigueo), aplicar hielo recubierto por una toalla, de este modo se reducirá la inflamación.

2- Té negro: otra forma de calmar el hormigueo es aplicar un saquito de té negro en la zona afectada.

3- Pulpa de tomate: ya en la segunda fase (aparición de la ampolla), limpiarla diariamente con la pulpa de un tomate. Esto ayudará a secar el herpes.

4- Aloe vera: otra manera de poder secar más rápido la ampolla es limpiar la zona con aloe vera. Son sabidas por todos las propiedades curativas del aloe vera, no estoy diciendo nada nuevo.

5- Aceite de ricino: aplicando aceite de ricino sobre el herpes labial podrás secarlo mucho más rápido. Para su aplicación es conveniente agarrar una tela y mojarla bien en el aceite.

6- Garbanzos: dejar en remojo un puñado de garbanzos por aproximadamente 12 horas. Con esa misma agua empapar un algodón y aplicar en el herpes 3 veces por día.

7- Yogurt frío: colocar directamente sobre el área afectada una cucharadita de yogurt frío. Repetir 2 veces al día.

8- Miel con vinagre: mezclar en una cucharada sopera miel con vinagre. Mojar un pedacito de algodón con esta mezcla, y aplicar diariamente.

9- Agua oxigenada: el agua oxigenada es buena para casi todo, y el herpes labial no es la excepción. Aplicar con un algodón sobre la ampolla. Esto acelerará el proceso de secado.

10- Aceite de árbol de té: colocar sobre la ampolla apenas 2 gotitas de aceite de árbol de té. Repetir esta operación cada 15 minutos durante 1 hora. Este aceite es considerado un antiviral, por lo que impedirá que el virus del herpes se siga desarrollando.

Fuente: Remediospopulares.com