¿Qué es el Dermografismo?

Hola amigos, hoy hablaremos sobre una alergia bastante particular, que les soy sincero, cuando me enteré que existía me llamó bastante la atención, ya que jamás creí que existiera algo semejante. La alergia de la que estoy hablando se llama Dermografismo, que, dicho en palabras simples, se puede definir como una alergia al tacto. Te invito que sigas leyendo para que te enteres todo lo que andas buscando.

¿Qué es el Dermografismo?

El Dermografismo, también conocido como “enfermedad de la escritura de piel” es una alergia que afecta al 5% de la población mundial. Quien la padece nota cómo su piel (al rascarse) se torna de color roja, además de hacerse un relieve dónde se haya rascado. La piel entonces se pone muy sensible con esta alergia, incluso al más mínimo roce. No es una enfermedad grave, pero sí bastante molesta, pudiendo alterar hasta a la persona más tranquila.

Pero si bien hay gente que no la tolera, hay quienes tienen la capacidad de verle el lado positivo a todo, por lo que no es extraño ver personas haciendo arte con esta afección. Quizá no entiendas bien lo que te estoy diciendo, así que ¿Qué mejor que verlo con tus propios ojos en la siguiente imagen?

¿Qué es el Dermografismo?

Causas del Dermografismo:

Si bien no se saben a ciencia cierta las causas de esta enfermedad, la misma parece estar relacionada con disfunciones vasomotoras. En algunas ocasiones se desencadena por la alergia a algún agente externo como la penicilina, las infecciones por escabiosis, o la presencia de parásitos intestinales.

Síntomas del Dermografismo:

Como ya hemos mencionado antes, los síntomas de esta patología son los siguientes: enrojecimiento de la zona tocada o rascada, posteriores marcas elevadas, picazón extrema por momentos. Estos síntomas pueden empeorar en condiciones de calor, como por ejemplo: darse baños calientes, aplaudir, usar ropa apretada, etc.

Tratamientos para el Dermografismo:

Antes que nada hay que aclarar que en muchos pacientes (pasados uno o dos años) los síntomas desaparecen, o al menos se tornan casi imperceptibles. El tratamiento más efectivo es el suministro de antihistamínicos. El mismo dura aproximadamente cuatro meses.

Fuente: Uv.es