¿Por qué se producen los calambres?

Los calambres son una contracción de los músculos de forma espasmódica, involuntaria y muy dolorosa que duran un corto período de tiempo y atacan generalmente a los músculos de las piernas, brazos y pies. A continuación hablaremos de las diferentes causas que dan lugar a que se produzcan, así como también algunos tips para evitarlos o por lo menos disminuirlos.

¿Por qué se producen los calambres?

Existen muchas teorías acerca de los orígenes de los calambres, sobre todo en el ámbito del deporte. Lo cierto es que con el avance de la tecnología se han hecho estudios que han demostrado que los calambres se producen debido a la sobreestimulación de los músculos, por lo general a la hora de hacer ejercicios o realizar tareas exigentes, las cuales fatigan al músculo no pudiendo volver a relajarse de forma adecuada. La consecuencia inmediata es la contracción del músculo, posterior espasmo que deriva en calambre.

¿Por qué se producen los calambres?

Tips para evitar los calambres:

1- Comer bananas: las bananas son fuente de potasio y ayudan de manera notable a prevenir los calambres.

2- Dígitopuntura: presionar el labio superior de la boca con los dedos índice y pulgar por 30 segundos. Este punto es en acupresión el específico para los calambres.

3- Elongación: la elongación si bien no ayuda a prevenir los calambres, es el método más utilizado para recuperarse y calmar el dolor en el momento que te agarra uno. Elongar el músculo afectado por aproximadamente 20 segundos.

4- Miel y vinagre de manzana: mezclar una cucharada de miel y otra de vinagre de manzana en una taza de agua caliente. Beber regularmente para así evitar los calambres crónicos.

5- Bicarbonato de sodio: mezclar una cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua fría. Esto ayudará a evitar los calambres. No es recomendado para personas que sufren de hipertensión o retención de líquidos.

6- Baño de piernas: para evitar los calambres en las piernas, hervir en 1 litro de agua una cucharadita de semillas de mostaza. Luego, en una bañera, colocar el líquido caliente y realizar un baño sumergiendo las piernas por 15 minutos.

Fuente: Ojocientifico.com y Remediospopulares.com