Consejos útiles para reducir la presión ocular

La hipertensión ocular o presión ocular elevada, es una enfermedad bastante común en personas mayores de 40 años, aunque puede darse en edades más tempranas. Esta enfermedad aparece cuando el ojo no puede drenar de forma satisfactoria los fluidos oculares. La misma suele pasar muy desapercibida ya que prácticamente no ocasiona síntomas.

De no ser tratada a tiempo, la presión ocular puede traer serios problemas, como ser el Glaucoma: cuando el nervio óptico recibe daños irreversibles, y se ve perjudicada la visión periférica, así como también ceguera definitiva. Es así que se recomienda visitar al oftalmólogo 1 vez al año a medir la PIO (Presión Intraocular).

Los rangos normales de la PIO van entre 10 y 21 mm, y si bien existen varios tratamientos con gotas oftálmicas y hasta operaciones para combatir la hipertensión ocular, a continuación te daremos algunos consejos útiles para que puedas aliviar este problema:

Consejos útiles para reducir la presión ocular:

1- Consumir líquidos naturales: el consumo abundante de líquidos naturales como por ejemplo el agua ayuda a disminuir la presión ocular. También es importante evitar bebidas alcohólicas, bebidas con cafeína y con azúcar.

2- Realizar caminatas: caminar aproximadamente 20 minutos por día, nadar, o andar en bicicleta, ayuda con el tiempo a disminuir un 25% la presión ocular. Contrariamente, actividades físicas de alto impacto, como por ejemplo correr, producen el efecto contrario, aumentando la PIO.

Consejos útiles para reducir la presión ocular

3- Ejercitar los ojos: ejercicios como cerrar los ojos frecuentemente, o también girarlos de manera circular, renueva la energía y ayuda a la circulación de la sangre, y por ende ayuda a la presión ocular.

4- Reducir el tiempo frente a artefactos electrónicos: el exceso de televisión y computadora pueden ayudar a elevar la presión intraocular. Por lo que es importante reducir el tiempo frente a ellos lo más posible.

5- Bajar el nivel de estrés: un estrés elevado puede aumentar la PIO hasta en 10 mm, lo cual es muchísimo. Se recomienda entonces practicar actividades desestresantes como: yoga, meditación, tai chi, etc.

6- Realizar dietas ricas en frutas y verduras: según estudios, la Vitamina C y el Ginkgo biloba pueden reducir la presión ocular hasta 7 mm. Aunque expertos afirman que dichos estudios no son aún lo suficientemente categóricos como para afirmar algo así. Siguiendo con la dieta, consumir grandes cantidades de frutas y verduras y evitar en lo posible los cereales, azúcar refinada y endulzantes artificiales.

Fuente: Ehowenespanol.com