Coma alcohólico o etílico

Hola ¿Cómo estás? El día de hoy estaremos hablando de un tema bastante preocupante. Que si bien lo puede padecer cualquiera que tome alcohol, está muy relacionado hoy en día con la adolescencia; me estoy refiriendo al coma alcohólico, también conocido como coma etílico. Es así que a continuación te voy a contar de qué se trata para que como siempre estés muy bien informado.

Básicamente, un coma alcohólico o etílico es una intoxicación por ingesta desproporcionada de alcohol, la cual provoca un estado de coma. Si bien existen diferentes niveles dentro de este estado, todos estos coinciden en algo: sus consecuencias son mayores que las que provoca una borrachera común y corriente. Las personas que caen en un coma alcohólico deben ser tratadas con mucha rapidez, siendo -en la mayoría de los casos- necesaria la asistencia médica.

Coma alcohólico o etílico

Las consecuencias que una persona que se encuentra en coma etílico tiene que afrontar son las siguientes: pérdida de la conciencia, pérdida de la capacidad motora voluntaria, pérdida de la sensibilidad, problemas en el habla, problemas en los reflejos, problemas en el sistema nervioso central, desmayos, sudoración extrema, vómitos, entre otros.

Cuando más arriba decimos que es esencial tratar con rapidez el tema, con esto nos referimos a que el coma alcohólico o etílico puede causar la muerte de quién la padece. Esto se debe a la insuficiencia respiratoria que se genera, que muchas veces anula la respuesta defensiva del organismo.

Para su tratamiento se utilizan (entre otras) las vitaminas B1 y B6, que se suministran de forma intramuscular, controlando muy bien la glucemia, por un riesgo cierto de hipoglucemia.

Fuente: Salud.uncomo.com y Wikipedia.org