Cataratas: qué son, causas, síntomas y tratamientos

Hola, hoy hablaremos de una enfermedad de la vista que aparece, en la mayoría de sus casos, en personas de 65 años en adelante; me estoy refiriendo a las Cataratas. Si eres lector de Blogenfermedades.com, ya sabrás que a continuación tendrás todo: qué es, sus causas, síntomas, tratamientos y mucho más.

Las Cataratas aparecen cuando el cristalino del ojo se nubla, afectando directamente a la visión. En un alto porcentaje, las cataratas están relacionadas con el envejecimiento. Esta enfermedad puede atacar tanto en un ojo como en ambos, y no es contagiosa, por lo que el contacto directo con un enfermo no es un riesgo en absoluto.

Causas de las Cataratas:

Existen básicamente 2 causas por las cuales se desarrollan las Cataratas: la primera es cuando las acumulaciones de proteínas disminuyen la claridad de la imagen que llega a la retina. La segunda causa está relacionada con el paulatino cambio de color del cristalino, a un tono amarillento o marrón. Ambas causas están relacionadas con la edad avanzada, siendo muy poco probable que suceda en gente joven.

¿Qué son las Cataratas?

Síntomas de las Cataratas:

  • Visión borrosa.
  • Visión opaca.
  • Colores desteñidos.
  • Las luces se ven muy brillantes.
  • Mala visión nocturna.
  • Visión doble.
  • Cambios frecuentes de graduación de anteojos.

Tratamientos para las Cataratas:

Hay varios tratamientos para las Cataratas, que dependerán de la gravedad de la enfermedad la elección de una u otra. Es así, que en casos leves, el oftalmólogo podrá recetar nuevos anteojos con mayor aumento, así como también lentes anti-reflectores para el sol. Pero si estas medidas no bastan, haciendo que las tareas cotidianas se vean afectadas por la falta de visión, el tratamiento quirúrgico es el único viable.

La operación de Cataratas es una de las más comunes en países como los Estados Unidos, y no implica un riesgo elevado. Aproximadamente el 90% de las personas operadas pueden ver mejor luego de la intervención. La misma se basa en la extracción del cristalino, y en la colocación (en la mayoría de los casos) de un lente artificial conocido como LIO.

Fuente: Nei.nih.gov